El Adelantado de Segovia
Segovia, martes 21-11-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

REPORTAJE
Recuperación del Camino Real de Ávila
Fernando Ayuso Cañas - Segovia | 15/07/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
16/11/2017
Un nuevo pabellón para los segovianos
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
03/11/2017
El otro proceso (I)
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Apoya usted la aplicación del artículo 155 de la Constitución para resolver la crisis independentista en Cataluña tal y como la ha realizado el Gobierno?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
4,75 puntos 4,75 puntos 4,75 puntos 4,75 puntos 4,75 puntos 4,75 puntos
   4 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
REPORTAJE(9).jpg
  En algunos tramos, como éste cercano a Fuentemilanos, no se ha respetado la anchura del Camino Real. / Fernando Ayuso Cañas

La mecanización del campo marcó el antes y después de la actividad agraria. Hasta ese momento, que podemos situar en la década de los años sesenta del siglo anterior, la relación de los habitantes del medio rural con el campo era de respeto y cuidado. Se limpiaban las fuentes, se arreglaban los caminos, se arreglaban las caceras y canales, se podaban los árboles de la comunidad, se limpiaban los sotos, prados y montes y la misma sociedad protegía la integridad de caminos y fincas. Para mantener esta protección se realizaban frecuentes apeos (deslindes) sobre estos bienes, se renovaban las cruces y señales, y se remarcaban lindes y límites para protegerlos de posibles ocupaciones o desvíos. Eran tradiciones con valor jurídico, plenamente legitimadas puesto que nadie cuestionaba ni impugnaba, aunque era una posibilidad siempre abierta a mejor derecho, como se decía. Los apeos se llevaban a cabo por grupos de agricultores expertos y con arraigo y baquianos, seleccionados por su gran conocimiento de bienes públicos y privados. Además de esta selección, lo participantes debían hacer juramento solemne ante las autoridades, mediante el que se comprometían a ejecutar las mediciones y señalizaciones con plena independencia e imparcialidad. Esta forma de relacionarse con el campo hizo posible mantenerlo en completa salud, sin merma de su naturalidad y en concordia entre quienes con él se relacionaban. Y así fue transmitido de una generación a la siguiente: íntegro, limpio, sano, confiable... y en esto llegaron las máquinas, los desagües, las perforaciones, los vertidos, los herbicidas, los purines, los abonos químicos… y con ello el éxodo y la degradación...

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |