El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 21-09-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

ENSAYO
Cambios desde hace un año y algunas precisiones sobre el callejero segoviano
Juan Antonio Folgado Pascual - Segovia | 08/07/2017
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
30/08/2017
El camino inglés
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
25/08/2017
Los consejos de Mildred
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Vota  
Resultado
0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos 0 puntos
   0 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
ensayo01(14).jpg
  Jardín de Don Marcelo Laínez, entre las calles Tours número 2 y Lérida número 2. / KAMARERO

El verano pasado publiqué once artículos dominicales a doble página sobre los cambios producidos en el callejero segoviano, durante los siete años transcurridos desde la presentación de mi libro sobre “Las calles y plazas de Segovia y sus barrios incorporados”, con la idea de actualizar su contenido. A las 57 vías urbanas que cambiaron de nombre en ese período, hay que añadir dos más que han sido aprobadas desde entonces por la Corporación municipal capitalina, cuestión de la que trataré en la presente colaboración. También realizo algunos comentarios a propósito de la señalización de algunas calles de nuestra ciudad, que requeriría su modificación.
JARDÍN DE DON MARCELO LAÍNEZ
Esta zona ajardinada, procedente de la recuperación de un espacio ocupado por una serrería demolida, ha sido dedicada a Don Marcelo Laínez, se encuentra entre las calles Tours nº 2 y Lérida nº 2 del barrio de La Albuera.
Según el informe municipal, que fundamenta el acuerdo adoptado por unanimidad en el pleno municipal de noviembre de 2016, “D. Marcelo Laínez y Ortiz de Paz nació el 16 de enero de 1841, desde muy joven comenzó a escribir sobre temas agrícolas en El Porvenir Segoviano (1863-1865) y otros periódicos locales y en El Fomento de España (1865). Era perito agrícola y fue el primer profesor de Agricultura de nuestro Instituto y durante muchos años director del arbolado municipal. Publicó varios folletos sobre su especialidad, pero su obra de más empeño fue el libro Lecciones prácticas de Agricultura aplicadas a la Provincia de Segovia, cuyo primer tomo, aparecido en 1869, fue el único, pues no llegó a compensar los gastos de la edición. Con otros distinguidos segovianos fundó en 1875 la Sociedad Económica Segoviana de Amigos del País, de la que fue primer secretario hasta 1881 y el redactor principal de su revista durante los primeros años, pues no sólo escribía estudios como La poda de los árboles frutales, La vid y el vino en la provincia de Segovia, Propagación del arbolado y otros igualmente curiosos de agricultura, jardinería y zootécnica, sino artículos de interés general, como los referentes al ferrocarril, notas bibliográficas y asuntos de la sociedad y generalmente sin firma. En la misma publicación dio a conocer dos breves trabajos históricos sobre La Casa Grande y la Guerra de Sucesión, con datos nuevos e interesantes. Unos años antes de su fallecimiento compuso una Reseña histórica de la guerra de la Independencia, publicada en El Adelantado de Segovia en 1920. El señor Laínez tuvo el ambicioso y noble propósito de continuar la Historia de Colmenares recogiendo cuantas referencias encontró, no sólo en libros y revistas, sino en el Archivo municipal”. Este informe está tomado, casi literalmente, de la introducción sin firma que en 1964 reseñó la figura de Marcelo Laínez en el tomo XVI de Estudios Segovianos, con motivo de la publicación de sus “Apuntes históricos”.
ALONSO DE BARROS (DE) (CALLE) [RECINTO AMURALLADO]
Va desde la plaza de Guevara a la calle de San Nicolás. Esta callejuela estrecha llevaba, desde hace más de un siglo, el nombre de calle de la Rosa, cuyo origen explicativo atribuye Sáez y Romero al nombre de alguna dama así bautizada o en algún rosal existente en sus aledaños, dado que se trata de una planta muy extendida en nuestra provincia.
Desde abril de 2017 ostenta el nombre de Alonso de Barros, aposentador de Felipe II y Felipe III, militar, averiguador de alcabalas, escribano, escritor, humanista y paremiólogo nacido de noble linaje en Segovia, probablemente, en 1542 y fallecido en Madrid en 1604. Tomó partido por la facción “castellanista”, un bando creado por los afines al que fue presidente del Consejo de Castilla, Diego de Espinosa, en contraposición a la facción “papista” cuyos exponentes más significativos fueron don Juan de Austria, Antonio Pérez y la princesa de Éboli. Tal vez es más conocido por el “Elogio” que realizó para prologar el “Guzmán de Alfarache”, escrito en 1599 por su amigo Mateo Alemán, pero su obra más importante y de más amplia difusión es la denominada “Proverbios Morales” (1598), elogiada por Lope de Vega y Mateo Alemán, así como la edición promovida por Bartolomé Ximénez, que aparecería posteriormente en Baeza intitulada “Heráclito de Alonso de Barros” (1615). Anteriormente, había publicado “Filosofía cortesana moralizada” (1587) en la que establecía los vericuetos, entretelas, secretos y altibajos de los cortesanos inspirándose en un tablero similar al juego de la oca, incluyendo un soneto apologético compuesto por Cervantes. A lo largo de su vida elaboró otros escritos, como el “Reparo de la milicia y advertencias de Alonso de Barros” o un “Discurso del Privado”, al parecer inédito. Murió sin descendencia, por lo que legó sus bienes y su completa biblioteca a su sobrino Diego de Orozco y Fonseca.

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |