El Adelantado de Segovia
Segovia, miércoles 26-07-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Local
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

ENSAYO
Sobre la restauración de cubiertas en el Monasterio del Parral de Segovia
JOSÉ ANTONIO SANTOS - Segovia | 11/06/2017
La Guia de Segovia
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
Vota  
Resultado
3 puntos 3 puntos 3 puntos 3 puntos 3 puntos
   2 votos
  imprimir
  enviar a un amigo
  Enviar
ensayo(30).jpg
  Monasterio de El Parral.

En Segovia… a la segoviana
En Segovia capital, en la provincia y en algunos de sus pueblos limítrofes se realizan tradicionalmente los tejados “a la segoviana”. Esta solución no es reciente invento o baladí. Por ejemplo en la restauración del castillo de Turégano, vimos la iglesia-fortaleza inacabada — dedicada a San Miguel— sobre la que se construyó el castillo a finales del sXII y principios del sXIII y· apreciamos en su fábrica la evolución de una iglesia tardo románica que se adaptó a fortaleza.· Aprendimos de la solución que tenía aquel tejado, realizado en el sXII con las tejas dispuestas “a la segoviana”.
Hay quien piensa que esta solución de tejado se adopta por ahorrar material, para ahorrar tejas, pero no es cierto. Entre un tejado a la segoviana, con sus tejas a canal y su cordón rigidizador; y un tejado convencional, de tejas a canal y cobija, no existe gran diferencia en relación a la cuantía de los materiales utilizados. Sí que existe diferencia, sin embargo, en el funcionamiento del tejado.
Los pobladores de Segovia pudieron históricamente y pueden ahora comprobar que cuando se hacen edificios con cobertura de teja curva a canal y cobija en Segovia, como en otros territorios, los pájaros se meten bajo las tejas cobijas para protegerse del calor y que, como consecuencia de ello, se desplazaban las tejas quedando huecos entre ellas. Antaño las tejas se colocaban en una cama de barro sobre el entablado de la cubierta, y el barro, incapaz de asumir las cantidades de agua que entraban por el hueco entre las tejas movidas, no conseguía evitar la pudrición de maderas y estructuras. La cubierta a canal y cobija demostró ser en Segovia, más que una “solución” de cubierta, un camino al colapso de las edificaciones. Aquellos pobladores, como no podía ser de otra manera, tuvieron que observar, tuvieron que aprender, tuvieron que cambiar...

Esta noticia se puede leer al completo en la edición impresa de El Adelantado de Segovia y en Kiosko y Más.

     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |