El Adelantado de Segovia
Segovia, jueves 24-08-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Con “A� de aprender
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Con “A” de aprender | por Alberto Martín García
foto Con tanta vocación de profesor como de alumno de mis alumnos en la Universidad, comparto con los lectores de El Adelantado de Segovia este blog. Pretendo dar mi visión de diferentes aspectos relacionados con la educación y su situación actual. Soy buen amante del debate y la discusión y, si lo consideras oportuno, tu aportación como lector será bien recibida y hará de Con "A" de Aprender un espacio abierto con el que espero seguir aprendiendo.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Con “A” de aprender
foto por Alberto  Martín García
21/08/2017
La mejor portera del mundo.
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
14/08/2017
Ciudad de camareros
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/07/2017
Pero, ¿qué nos pasa a los hombres?
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Debe prohibirse el uso del embalse de El Pontón como zona de baño?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Comentarios: 0
martes, 4 de abril de 2017
Si compartes, eres culpable.

En septiembre del 2016, Tiziana Cantone se suicidó en Italia después de ser perseguida e insultada durante meses a raíz de la publicación por parte de su ex pareja de varios vídeos ‘caseros’ en los que mantenían relaciones sexuales.  Futbolistas, famosos, twitteros… fueron partícipes del acoso machista que sufrió y que terminó por minar los esfuerzos que Cantone había hecho para luchar contra esa persecución, llegando a ir a juicio para que desaparecieran de internet dichos vídeos.

Semanas más tarde corrió por las redes sociales y por WhatsApp un vídeo en el que los jugadores del Eibar Sergio Enrich y Antonio Luna mantenían relaciones con una chica, que también denunció la difusión sin su consentimiento del material. Ambos jugadores se apresuraron a pedir perdón, como si una disculpa sirviera para paliar los daños a la imagen de dicha mujer, pero como eran futbolistas poco tiempo duró la polémica.

Son solo dos casos de difusión de contenido íntimo de los miles que circulan por las redes sociales y mensajería instantánea. En todos ellos hay un perverso patrón que se repite: son vídeos grabados por hombres en los que se ve por completo la cara y el cuerpo de la mujer, del hombre solo lo justo para no ser reconocido. Lo comparte quien lo ha grabado con alguien de su entorno para demostrar su virilidad o como venganza por una ruptura, y quien lo recibe automáticamente pasa a enseñarlo también a sus amigos. Nunca existe el consentimiento de la chica para ser reproducido por terceros. En menos de un día miles de personas por todo el país o por todo el mundo tienen en su teléfono un vídeo en el que se ve claramente a una chica manteniendo relaciones sexuales con un desconocido. Y si por casualidad se le ve la cara al varón, da igual, porque en el juicio social sumarísimo que se hace el hombre no es más que un elemento secundario, un ‘machote’ como mucho. Todas las miradas se centran en ella y todas las acusaciones también porque en esta versión 2.0 de la vida, la chica sigue siendo para la inmensa mayoría ‘la guarra’ y el chico el que lo pasa bien. Cuánto camino por recorrer aún.

Pero hay más. Se ha creado una denigrante conducta que consiste en que a la vez que un emisor envía el vídeo al grupo de amigos para ser comentado, también se comparten pantallazos de los perfiles en redes sociales de la chica víctima de la difusión del contenido sexual. No vale solo con la humillación individual sino que muchos quieren formar parte de un colectivo que accede a sus cuentas en redes a comprobar cómo es ella vestida, a qué se dedica, de dónde es… y por supuesto a atacarla, porque parte de estos espectadores se convierten en elementos activos e insultan, hacen proposiciones deshonestas o simplemente les recuerdan lo que les ha gustado el vídeo visualizado. Muchas de estas chicas terminan por abandonar las redes sociales y con problemas psicológicos ante tal acoso al que son sometidas.

Siempre que hay un problema global a erradicar, el individuo tiende a no reconocerse como parte de ese problema. Hacerlo y que el resto, aun siendo también culpables, no opten por el mismo camino, significa señalarse con el dedo. Tendemos a creer que el cambio de conducta tiene que venir de los demás, o en caso de aceptarlo pensamos que uno solo no tiene capacidad para hacer que cambien las cosas a nivel general. Cada vez que un vídeo compartido sin consentimiento de todos sus protagonistas es enviado a otra persona o grupo de WhatsApp, quien lo hace (además de cometer un delito) pasa a ser tan culpable como quien lo ha grabado y ha originado el comienzo de la cadena viral y del acoso generado. No valen justificaciones estúpidas que se caen por su propio peso como ‘que no lo hubieran grabado y no le pasaría eso’; porque no exime de la culpa a quien participa conscientemente del proceso de dañar la imagen de la mujer.  

Desde la educación hay que alertar de los peligros de grabarse en situaciones íntimas que pueden volverse en contra en el supuesto de una indiscreción por una de las partes implicadas o por un error informático, como les ha pasado a muchos famosos. Pero mientras que sigan existiendo casos en una sociedad en la que en las redes sociales tiende a perdonar pocas equivocaciones públicas, hay que recordar que quien comparte pasa a ser verdugo, no espectador como tantos creen cómodamente. Si alguien es incapaz de entenderlo que piense si le gustaría que su hija, su madre o su hermana, fueran protagonistas de situaciones parecidas y que si sería tan gracioso compartirlo con los amigos para hacerse los ‘machotes’, y que cientos de miles de tipos indeseables por todo el mundo disfrutaran con esos vídeos. Supongo que no les gustaría.

Y es que al final quizás solo se trate de sentir empatía, humanizarnos y no hacer lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros mismos. Tiene que ser más fácil de lo que parece si ponemos cada uno de nuestra parte. 

Comentarios:
Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.500 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |