El Adelantado de Segovia
Segovia, miércoles 29-03-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Con “A� de aprender
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Con “A” de aprender | por Alberto Martín García
foto Con tanta vocación de profesor como de alumno de mis alumnos en la Universidad, comparto con los lectores de El Adelantado de Segovia este blog. Pretendo dar mi visión de diferentes aspectos relacionados con la educación y su situación actual. Soy buen amante del debate y la discusión y, si lo consideras oportuno, tu aportación como lector será bien recibida y hará de Con "A" de Aprender un espacio abierto con el que espero seguir aprendiendo.
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
21/03/2017
Generar masa social
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
06/03/2017
LA TUTELA AUSTRALIANA
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
25/02/2017
El hombre gastrocerebral (I)
      Ver más Blogs
  Encuesta
Considera adecuada la señalización de los pasos de peatones en la capital?
si  no  ns/nc  
  SMS
      Ver más
Comentarios: 0
miércoles, 1 de marzo de 2017
Y tú, ¿no te casas y tienes hijos?

Hace días estuve en mi antiguo colegio dando una charla sobre publicidad. El aula donde la impartí fue la misma en la que estudié el último curso en el que permanecí en el centro: 1998. Le conté a una empleada de secretaría que estuve doce años allí y que habían pasado casi diecinueve desde que me marché. Me quedé un rato pensando en la cifra, diecinueve, me parecieron varias vidas transcurridas y a su vez pensé que le damos demasiada importancia al paso del tiempo.

Cuando llegamos a cierta edad los años pasan a ser un tema recurrente en las conversaciones y traen consigo una exigencia impuesta por una parte de la sociedad, nada pequeña, que clasifica lo que hay que hacer o no hacer en función de los años cumplidos. Salirse de ese guion (dice la RAE que sin tilde) es todo un reto para quienes consideramos que ya bastantes límites tiene la propia vida como para que nos carguemos a las espaldas otros añadidos bajo excusas culturales y sociales. Creer que es tarde para hacer una carrera a los cuarenta, un viaje lejano a los setenta, aprender a tocar un instrumento con cincuenta, un idioma a los sesenta… es renunciar a enriquecerse personalmente y a marcarse nuevos retos que alcanzar.

Sin embargo hay una presión social que va más allá de ejemplos como los mencionados, y viene a raíz de la recurrente pregunta que a todos los solteros, seamos hombre o mujeres, nos han hecho medio en broma medio en serio alguna vez a partir de los treinta: ‘Y tú, ¿no te casas y tienes hijos?’. Si el cuestionado responde ‘no’, la interpretación tiene dos variables.

Si es una decisión firme y voluntaria hay una asociación al síndrome Peter Pan y no es difícil escuchar frases lapidarias como ‘os creéis que todo es diversión’, ‘no pensáis en el futuro’, ‘ahora nadie quiere compromiso’, ‘si todos fueran como tú se extinguiría la raza humana’ o ‘sin hijos no tendrás una vida plena’, entre otras joyas. Ante esta ejecución uno tiende a rendirse, afirmar con la cabeza mientras ya está pensando qué cenar por la noche y esperar a que se cambie de tema. Es difícil explicarles que tener hijos o casarse son opciones exactamente tan válidas como no decantarse por ellas. Ni mejores ni peores. Elecciones válidas todas que en función de cómo se afronten llevarán a cada persona a ser feliz o no. No debería haber espacio para la autoridad moral porque haya más parejas casadas o con hijos que sin ellos, o viceversa. En elegir libremente está siempre el triunfo.

Pero hay otra opción, que tras la pregunta antes mencionada de ‘¿no te casas y tienes hijos?’, se responda , me gustaría pero no he encontrado a nadie o no he tenido suerte’. Ahí es probable que se reciba un regalo envenenado: la condescendencia a través de citas memorables como ‘bueno, no te preocupes, ya encontrarás a alguien’ o ‘no tardes ni te pongas exigente que se te pasa el arroz’. A más de uno se le tiene que poner cara de paella al escucharlas. En el caso de las mujeres además la presión impuesta es mayor por el famoso 'reloj biológico'.

Es en esta segunda opción donde se generan peligrosas insatisfacciones, donde la exigencia de buscar lo que la sociedad cree ideal da paso al conformismo y a creer que la primera oportunidad que venga por ejemplo para emparejarse será por imperativo la buena aunque en el fondo no haya convencimiento, donde la soledad bien entendida se convierte en un agobio en vez de una oportunidad de hacer cosas que quizás más adelante, cuando se carezca de esa independencia, no se puedan llevar a cabo. Donde se tiende a comparar, y si el entorno ya está casado y con hijos uno pensará erróneamente que se está quedando atrás, como si vivir fuera una competición en la que tenemos que estar siempre mirando a los lados para ver qué situación es la corriente predominante.

 Creo que no hay mejor momento para vivir que el actual, con las circunstancias que tengamos. Esto no significa no mirar al futuro ni buscar lo que consideremos ‘progreso’; es simplemente afrontarlo disfrutando lo que tenemos ahora. Y si es diferente a lo que está socialmente establecido no quiere decir que sea peor ni mejor, solo eso, diferente. Quizás para estar a gusto con uno mismo lo primero que tenemos que hacer es mirar más hacia adentro y olvidarnos de lo que estén haciendo los demás y de lo que quieren que hagamos. 

Comentarios:
Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.500 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |