El Adelantado de Segovia
Segovia, miércoles 24-05-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Desde los Mares del Sur
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Desde los Mares del Sur | por Pedro Montero de Frutos
foto Hay veces que para apreciar algo con nitidez debemos hacerlo desde una cierta distancia. Fiji está lo suficientemente lejos de cualquier otro sitio como para que haga que nos podamos contemplar a nosotros mismos, a nuestra sociedad y nuestra cultura sin complejos."
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
11/05/2017
El deporte, a veces, no es saludable
La ciudad sin murallas
foto por Jesús A  Marcos Carcedo
07/05/2017
La idolatría de los cuerpos
Desde los Mares del Sur
foto por Pedro  Montero de Frutos
26/04/2017
GRACIAS FIJI TIME
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿A quién destinará la asignación tributaria de la renta este año?
A la iglesia  a fines sociales  marcaré las dos casillas  
  SMS
      Ver más
Comentarios: 0
lunes, 6 de marzo de 2017
LA TUTELA AUSTRALIANA

Especialmente durante los últimos años hemos tenido que probar la amarga medicina de los recortes, las reformas, la supresión del estado del bienestar y hasta la modificación de nuestra intocable (hasta entonces) Constitución. Y todo ello por exigencias de la ya famosa Troika, es decir, de los mercados, o hablando más claro, del poder económico. Es algo desconcertante porque no podemos focalizar nuestras iras en ningún país ni en ningún personaje concreto que parezca que toma las decisiones más dolorosas. Era mucho más sencillo cuando hace unas décadas hacíamos simplemente lo que nos decían los EE.UU., sencillo en cuanto que era más visible y tangible.

Supongo que no hay país del mundo que se libre de estar sometido a las “recomendaciones” más o menos caprichosas por parte de la gran potencia de turno. En el Pacífico Sur nos ha tocado en suerte Australia, y no me quejo porque no es de los peores. Tienen recursos de sobra en su territorio como para necesitar esquilmar otros lugares y prefieren que se limiten a apoyarles en los foros internacionales y a que les hagan ciertos trabajos incómodos como permitir instalar es sus territorios campos de concentración para refugiados que ellos no desean acoger, tal y como ha ocurrido en Papua Nueva Guinea o Nauru.

Pero como todo gendarme planetario que se precie se revuelve frustrado cuando alguno de estos pequeñísimos países no se pliega a sus exigencias, tal y como ocurrió cuando pretendió exigir a Fiji que celebrara elecciones en 2012 y el gobiernos Fijiano , inmerso entonces en la elaboración y aprobación de una nueva Constitución, decidió que le salían mejor las cuentas para 2014. El gigante Australiano reaccionó con sanciones diversas, bloqueos políticos e intentos de aislamiento y de acabar con la principal fuente de ingresos que es la industria turística Fijiana. Afortunadamente para todos, todo aquello ahora no es más que agua pasada y Fiji ha puesto las bases para poder ser pequeño pero al mismo tiempo ser respetado.

Y es que a veces una posición excesivamente dominante hace convertirse al grande en una caricatura de sí mismo, como cuando intentan enmendar la plana e imponer sus criterios incluso a la propia naturaleza, tratando de convencer a propios y extraños de que su visión es la única posible y viable. No quiero hablar de los desmanes ecológicos y sociales que han provocado en solo 150 años, sino de esos pequeños detalles actuales que nos hacen sonreír irónicamente, pero que revelan claramente su actitud, que por supuesto no es exclusiva de Australia ya que la compartimos vergonzosamente en casi todo el primer mundo.

En Tin Can Bay, en el estado de Queensland, cada día viene una familia de delfines al puerto porque desde hace muchos años se les proporciona un suculento desayuno. Hay hasta una asociación y un grupo de voluntarios que cada día se luce hablando sobre los delfines pero cuya su principal labor consiste básicamente en cobrar 10 dólares a cada visitante por dar un pececito directamente a los cetáceos. Es bien sabido el desastre ecológico que supone alimentar a la fauna salvaje, pero ellos con suficiencia te dicen que esta práctica es perfectamente admisible porque solo les proporcionan una parte de su dieta diaria. Y se quedan tan anchos. Por cierto, si a alguien se le ocurre dar un pez a un delfín al lado de donde están los voluntarios, pero sin haber pagado los 10 dólares reglamentarios, será multado severamente por un delito contra el medio ambiente. 10 dólares marcan la diferencia entre un escrupuloso ecologista y un delincuente.

También en Queensland, muy cerca de Bundaberg, se puede acceder a una Reserva Natural para contemplar el milagro de las tortugas marinas desovando, de los huevos eclosionando simultáneamente y de la frenética carrera de las recién nacidas hasta la relativa seguridad del mar. Los Rangers del parque te acompañan y te explican el proceso. Todo perfectamente organizado como ocurre siempre en Australia, y para evitar que la naturaleza altere esa perfecta organización, cuando las diminutas tortugas emergen de la arena de la playa, los Ranger y los voluntarios las recogen y las sitúan en un pequeño cercado, permitiendo de este modo una explicación detallada y sobre todo muy lucida y organizada, incluso con el reglamentario turno de preguntas. Cuando finaliza la explicación retiran el cercadillo para permitir finalizar el proceso natural de un modo “ordenado”, con todas las pequeñas tortugas en fila siguiendo la luz de la tenue linterna del Ranger. Según ellos este proceso es beneficioso para las tortugas porque evita que alguna tortuga se despiste y se pierda. Pobres tortugas, no sé como se las han podido apañar durante millones de años para sobrevivir sin la tutela de los Rangers Australianos.

Comentarios:
Publica tu comentario:
 
Título: 
Comentario: 
   (límite 1.500 caracteres)
Nick: 
Contraseña: 
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 

Para garantizar el correcto funcionamiento de las secciones
de participación es necesario registrarse como usuario.
Para ello sólo tendrás que rellenar el siguiente formulario.


Enviando datos

Normas de uso:

Esta es la opinión de los lectores, de la que eladelantado.com no se hace responsable.

Este periódico se reserva el derecho de eliminar los comentarios que sean contrarios a las leyes españolas, que contengan insultos u ofensas contra otras personas y aquellos que sean considerados fuera de tema.

No está permitido incluir código HTML.

eladelantado.com agradece su participación y se reserva la opción de trasladar  o no las opiniones a la edición de papel.

Datos de registro:
 
Nick: 
Contraseña: 
Nombre: 
Teléfono: 
E-mail: 
Mostrar
e-mail: 
visible en la web
Web: 
Mostrar web:  visible en la web
Introduzca el código que ve a continuación:
Imagen del código
 
De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos
que los datos pasarán a formar parte de un fichero confidencial automatizado y que no serán utilizados con ningún otro fin que el mero registro de usuarios.
Así mismo, se le reconoce, en todo momento, los derechos de acceso, rectificación y cancelación, mediante petición escrita dirigida a:
Webmaster, El Adelantado de Segovia, calle Morillo número 7, 40.002 Segovia
ó a través del correo electrónico: webmaster@eladelantado.com

Tus datos serán confidenciales y podrás mantener tu anonimato de cara a la Comunidad si así lo deseas. De esta forma, el nick o alias que elijas será el nombre que aparecerá como firma en tus comentarios y en los contenidos que envíes a través de Ciudadano @delantado.

Cuando hayas completado el formulario de registro recibirás en tu correo electrónico un mensaje de validación para activar tu cuenta, entrar a formar parte de la Comunidad y aprovecharte de sus ventajas.


     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |