El Adelantado de Segovia
Segovia, martes 17-01-2017 h.
El tiempo por Tutiempo.net
Estás en El Adelantado de Segovia :: Portada > Blogs > Desde Lisboa, Portugal
usuario:  
contraseña:
registrar recordar contraseña

Desde Lisboa, Portugal | por Belén Rodrigo
foto
¡¡Pincha Aquí!!
La Guia de Segovia
Blogs
  BLOGS
Conexión Campo Grande
foto por Teresa  Sanz Nieto
16/01/2017
La muerte de nadie
Paseando comentarios
foto por Juan Carlos  Manrique Arribas
12/01/2017
Algo más que buenas intenciones
      Ver más Blogs
  Encuesta
¿Cree usted que el Ayuntamiento debe exigir responsabilidades por los desperfectos en las obras de la Avda. de la Constitución?
si  no  
  SMS
      Ver más
lunes, 14 de enero de 2013

Si hay una palabra que se repite y se seguirá repitiendo en Portugal a lo largo del 2013 es la de sacrificio. Se va un año duro para el país vecino pero comienza otro que se presenta aún peor. Los tiempos son difíciles para todos pero el hecho de tratarse de un país intervenido y estar obligado a cumplir un plan de ajuste obliga a que las medidas sean aún más severas. Y además el actual Gobierno ha querido ir más allá de lo exigido y apretar el cinturón al máximo para intentar sanear las cuentas públicas lo antes posible. Medidas tan duras que hay dudas sobre el efecto que tendrán porque sin dinero en los bolsillos de los portugueses y sin consumo la economía se resiente.

En el 2012 funcionarios y jubilados se quedaron privados de sus pagas extras. Aquellos trabajadores del sector público que ganan entre 600 y 1100 euros brutos por mes, tuvieron cortes graduales, y por encima de 1100 euros los subsidios de vacaciones y Navidad se suprimieron totalmente. Los sueldos de las administraciones y empresas públicas se redujeron además entre un 3,5 y un 10% y se disminuyeron también a la mitad las horas extras y nocturnas. Los jubilados han sufrido los mismos recortes que los funcionarios y las pensiones siguen congeladas a excepción de las mínimas.

Los trabajadores portugueses se vieron afectados el año pasado por una sobretasa en sus sueldos del 1 a l 1,5%. Subió el IVA de muchos productos alimentarios que han pasado de tener la tasa reducida del 6% a la máxima del 23%. La restauración, por ejemplo, tuvo una subida de 10 puntos pasando del 13 al 23%. Desde el 2012 los portugueses pagan más por sus coches y por sus casas. En lo que se refiere a la sanidad, las tasas moderadoras para las consultas y urgencias se aumentaron considerablemente. Por ejemplo, para ir al médico de familia en el ambulatorio se pasó de pagar 2,25 euros a 5 euros y en las urgencias del hospital se pagan 20 euros en lugar de los 9,60 anteriores. Además el personal del área de salud, médicos y enfermeros, han visto reducidas considerablemente sus horas extraordinarias así como el montante recibido por las mismas.

Y con el nuevo año llegan más impuestos. Cada mes los portugueses van a descontar el 3,5% de sus sueldos en concepto de una tasa extraordinaria. Por otro lado han disminuido los escalones contributivos, por lo que las retenciones aumentarán, y cada vez son menos los gastos que se pueden deducir en la declaración de la renta. Así no es fácil ser optimista pero los portugueses no pueden caer más en la depresión porque deben salir adelante como lo han hecho a lo largo de su historia en otras épocas igualmente difíciles.

 

.

martes, 25 de septiembre de 2012

Pocas personas pueden presumir de llegar a los cien años, mejor dicho, añazos, por lo bien llevados que están.  Hay que reconocerlo, el número es algo asustador. Un siglo, diez décadas, cien años, 36.500 días, 876.000 horas….es verdaderamente mucho tiempo, muchas vivencias, recuerdos, risas, llantos, alegrías, penas, personas que se han ido, que están lejos, que echarás de menos. Cien años de vida, de vivencias, en los que has creado una familia, tu familia, única, que sigues aglutinando y que en este día, más que nunca, se siente tan orgullosa de ti. Seis hijos, dieciséis nietos, doce bisnietos y una larga lista de familiares y amigos.

Es un día más, puedes llegar a pensar, como ayer, o como mañana, o como dentro de una semana. Pero hay días en los que merece la pena pararse a meditar, a reflexionar y a recordar.  Días como hoy en los que te debes sentir especial, importante, bendecida por Dios. Los tuyos estamos especialmente agradecidos por poder seguir teniéndote a nuestro lado, y esperamos que así sea por muchos años más, no otros cien, claro, porque pocos íbamos a conseguir acompañarte. Bromas aparte, es una suerte y un privilegio que sigas siendo la jefa de la familia. Has tenido con cada uno de tus familiares y amigos una relación muy especial, o al menos así lo he sentido. Eres auténtica, divertida, con coraje y mucha fuerza, cabezota, presumida, cariñosa, charlatana, excelente compañía y una caja de sorpresas. En definitiva, eres única.

No puedo evitar que se me salten las lágrimas escribiendo estas líneas para mi abuela y madrina. Una vez leí o escuché que quien no tiene abuelos no tiene historia y yo debo reconocer que sin ellos la mía sería mucho más aburrida. A mi abuela Concha, nuestra Lala, la debo ser segoviana y tantos maravillosos recuerdos en esta ciudad. Tu vida, a veces dura, pero también llena de felicidad, la has ido compartiendo. Nos has ido enseñando con tu ejemplo, con tu sabiduría. Hemos crecido y seguimos creciendo a tu lado, nos has hecho mejores personas.

Se me acumulan los momentos que hemos pasado en familia, muchos de ellos las dos solas. Nos hacíamos mutua compañía. Largos veranos, paseos y conversaciones. Echo de menos aquellos años, ahora difícilmente puedo estar varios días seguidos a tu lado, vivimos muy lejos. Me arrepiento de no haberte subido a un coche o a un avión hace unos años y llevarte hasta Lisboa, la ciudad que tan bien me ha acogido y que de momento, es donde tengo que estar. Seguro que nos lo hubiésemos pasado genial. Pero no puedo pensar en lo que nos quedó por hacer sino intentar acordarme de todo lo que ya hemos hecho y planear lo que todavía podemos hacer.

Se me quedan cortas estas líneas, que tanto agradezco poder escribir, para expresar todo lo que siento. Esta vez mis palabras son muy personales pero creo que la ocasión lo merece.  Abuela, gracias por todo lo que aportas a mi vida y por la maravillosa familia que me has dado. Te quiero mucho Lala.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Podía utilizar esta columna para hablar de la tristeza de Ronaldo, que tantos comentarios está desatando dentro y fuera de España. Pero sinceramente, sus problemas no tienen ni punto de comparación con los que realmente están sufriendo sus compatriotas. Los portugueses tienen razones para quejarse porque su futuro está cada vez más negro. El pasado viernes el primer ministro, Pedro Passos Coelho, volvió a anunciar más medidas de austeridad que afectan a todos los trabajadores. A partir del año que viene su contribución a la Seguridad Social sube siete puntos, del 11 al 18%. Es decir, una persona que gana 1000 euros brutos al mes pasa a pagar 180 euros en lugar de los 110 que paga ahora para la Seguridad Social además de la retención de impuestos. Y así en función de sus rendimientos. A lo largo de todo un año este nuevo aumento equivale a un salario menos, que en el caso de funcionarios asciende a dos, como los jubilados.

Hay familias, según el número de miembros que trabajan, que van a ganar 2, 3, 4 ó más sueldos menos al año. Familias con hijos estudiando que a partir de ahora tampoco tienen reducción del 50% en los abonos transportes. Por ejemplo, una persona que vive en la zona de Sintra (a unos 25 kms de Lisboa) y que adquiere un pase válido para tren, autobús y metro paga 150 euros al mes. Hasta el pasado curso los estudiantes  tenían un descuento del 50% (en este caso pagaban 75 euros) que han suprimido de golpe. Únicamente las personas con recursos muy limitados tienen derecho a la reducción.

El poder de compra de los portugueses es cada vez menor, y los comerciantes están sufriendo mucho, al igual que los cafés y restaurantes. Se gana menos y se pagan más impuestos por lo que hay que reducir en lo que sea, desde el café con un bollo hasta la salida a cenar con los amigos. Ahora es para ocasiones especiales o muy especiales. Y lo peor es que no es posible ver el final del túnel sino todo lo contrario, estas medidas posiblemente no serán las últimas, como no lo fueron las anteriores. En los últimos años los trabajadores están cada vez más desmotivados, aunque tienen que dar gracias por tener empleo, que escasea.

Ellos tienen motivos de estar tristes.

martes, 24 de julio de 2012

Es un dicho portugués que escuchamos todas las españolas casadas con portugueses muchas, pero que muchas veces. Una frase muy recurrente cuando en el país vecino se entera que has formado un matrimonio ibérico. Y lo cito aquí no para hablar de mi casa sino para referirme al libro de la periodista vallisoletana Virginia López que se titula precisamente “De España ni buen viento ni buen casamiento”. Ella vive en Lisboa hace cerca de diez años y casada con Vasco, su portugués, y estaba cansada igualmente de escuchar la famosa frase así que decidió indagar el porqué de la misma. El resultado es este libro en el que se incluyen historias de los matrimonios ibéricos a lo largo de diez siglos. Y lo hace con mucho humor, riéndose de los prejuicios que siguen existiendo en las relaciones de los dos países, a la vez que con mucho cariño y respeto hacia las dos partes. “Yo me siento 100% ibérica”, me dice Virginia, “que no es lo mismo que 100% española o 100% portuguesa”, subraya. Y remata, “tal y como el jamón, lo ibérico solo puede ser bueno”.

Comienza su libro con Doña Teresa, la madre de Don Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal, que fue precisamente castellana. Y lo acaba con José Saramago y Pilar del Río, “un matrimonio que representa los muchos que hoy existen”. Entre medias muchos otros enlaces entre princesas españolas y herederos portugueses, sobre todo, y viceversa. El conocido romance de Don Pedro y la gallega Doña Inés (los Romeo y Julieta portugueses) o la batalla de Aljubarrota en la que los españoles partían como favoritos y fueron “humillados” por los portugueses.

Virginia no da la razón al refrán portugués porque son muchos los matrimonios ibéricos que fueron felices. “Otros, por diferentes motivos, y ni siempre por culpa de las españolas, no funcionaron”. En algunos casos da la razón a los portugueses porque “normalmente los reyes españoles casaban a las princesas españolas con reyes portugueses con la intención de quedarse con Portugal”. Virginia recuerda que un matrimonio ibérico “es una negociación constante” y para que funcione hay que entenderse y limar todas las diferencias

De momento el libro se ha publicado únicamente en portugués, en Esfera de los Libros, aunque viendo el interés que se ha creado a su alrededor esperemos en breve verlo en las librerías españolas. Es un libro para no perderse, te ríes, aprendes historia y sobre todo valorizas las relaciones entre los dos países.

miércoles, 27 de junio de 2012

Dividida? No durante el partido, cuando los colores de tu selección están en juego no tienes nada por lo que dudar. Sí que es cierto que para los muchos españoles que vivimos en Portugal nos resultó triste dejar a nuestro país de adopción fuera de juego pero llegados a este punto, no había otra hipótesis. Era un enfrentamiento que preferíamos haber evitado o por lo menos retrasado hasta la final. Ver el partido rodeado de portugueses (siempre con algún español a tu lado, claro está) tampoco resulta fácil porque te reprimes y no lo celebras como te hubiese gustado y además, acabado el juego, guardas banderas y bufandas para no provocar al equipo perdedor.

Es cierto que Portugal ha hecho un buen Europeo, aunque tampoco hay que subirle a los altares por mucha lucha que diese a España. Aquí todos coincidimos al señalar que las victorias de Portugal dan mucha vida a los portugueses y dados los tiempos difíciles que corren se agradece ese optimismo y alegría que se vivía en la calle. Pero también ocurre en España y en el resto de países, son días mágicos en los que existe una mayor fraternización con las personas. Y por mucho que quisiésemos, los que estamos en Portugal, seguir viendo en acción a su equipo, primero está nuestro país y España es una justa finalista, a un paso de hacer historia.

Una vez más (la tercera) se echará mucho de menos no poder vivir allí esa final, una día en el que todos nos sentiremos unidos, con un mismo objetivo. Ojalá podamos celebrar otro título, aunque sea en la distancia, y seguro que muchos portugueses se unirán a nuestra celebración. Han caído orgullosos de lo que han conseguido y por hacerlo ante el campeón europeo y mundial. Probablemente muchos de ellos, a pesar de haber sido eliminados por el país vecino, nos apoyarán el domingo.

 
Todos los artículos >>  
     Contacto   |   Aviso Legal   |   RSS RSS
 |  © El Adelantado de Segovia 2017  |  Diseño: Globales Internet |  Asesoramiento 2.0: Iberzal.com |